ESTUDIANTES DE GEOFÍSICA

Los Exámenes: El Éxito Garantizado

A todos los estudiantes que estudian para aprender.

Después del Examen: La Evaluación y la Revisión

Una vez terminado y entregado el examen sólo queda esperar la corrección del mismo por parte del profesor (o profesores) y la publicación de las notas. Tras esta publicación siempre hay un horario para la revisión del examen (o debería haberlo). Así, si un alumno obtiene una nota distinta a la que esperaba puede revisar su examen y ver de forma directa cómo ha sido evaluado, los fallos que cometió y preguntar al profesor cualquier aclaración al respecto.

El alumno tiene derecho a una evaluación objetiva e incluso, según los estatutos de muchas universidades, al nombramiento de un tribunal que lo garantice. Los alumnos, también tienen derecho a una revisión del examen efectuado y a que se les razone el porqué de la nota obtenida. El alumno debe comprender que el profesor debe haber seguido algún criterio objetivo y que ese criterio debe haberse aplicado a todos los alumnos por igual, por lo que no puede modificarse ese criterio para atender a un caso particular. Por otra parte, los profesores pueden equivocarse y debido a ello es por lo que se establece la revisión de las pruebas de evaluación.

No se debe utilizar la revisión del examen para intentar obtener más nota de la que el examen merece, ni para presionar al profesor a modificar la nota por las razones que fuera (concesión de becas, ser la última asignatura de la carrera...). Ese tipo de actuaciones están fuera de toda ética y responsabilidad mínimas, exigibles a cualquier alumno.

En cualquier caso, el alumno debe examinar de forma objetiva el resultado de la evaluación, intentando obtener información sobre el conocimiento adquirido. Si la evaluación fue positiva, debe tomarse como un estímulo para seguir trabajando y mejorar en esa misma línea. Si la evaluación fue negativa debe producir también un estímulo para cambiar ese resultado y no producir frustración y sentimientos negativos hacia la asignatura o el profesor. El alumno debe ser consciente de que trabajando adecuadamente puede conseguir superar cualquier examen y con buena nota.

No se debe caer nunca en el sentimiento de que resulta imposible aprobar una determinada asignatura, pues además de ser falso, ese sentimiento dificulta el estudio de dicha materia de forma provechosa. Verter las culpas sobre el profesor es también un sentimiento demasiado generalizado y, aunque pueda ser cierto, el alumno debe intentar hacer una valoración objetiva y tener en mente que el profesor no puede tener interés en suspender. Se debe tener en cuenta que muchas veces, el principal obstáculo es convencerse a sí mismo de que llegar a la meta es posible. En este sentido, recordamos las palabras del industrial estadounidense Henry Ford (1863-1947):

"Los que renuncian son más numerosos que los que fracasan".

Como sugerencia adicional, el alumno debería comprobar sus evaluaciones consultando las actas en la secretaría del centro en el que curse sus estudios. Los errores en la transcripción de notas por parte del profesor o del personal administrativo son extremadamente raros, pero si ocurrieran lo mejor es detectarlos cuanto antes y, a ser posible, antes de la siguiente convocatoria.

<<ANTERIOR ------------------------------------------------ INICIO ------------------------------------------------ SIGUIENTE>>

Copyright © 2009 Estudiantes de Geofísica by Joseph Huanca Cardenas